Al usuario iPad le gusta la publicidad y prefiere los anuncios multimedia“, según muestra el último estudio realizado por Nielsen, para el estudio de las preferencias de usuarios de iPad, lectores electrónicos y dispositivos móviles tipo smartphones o iPhones.

Entre los principales datos que revela el estudio, destaca que el 45% de los propietarios de iPad’s muestra preferencia por los anuncios que incluyen contenidos multimedia frente al 26% de los usuarios de iPhone y al 27% de propietarios del resto de dispositivos. Pero no sólo aquellos que poseen un iPad son más receptivos a la publicidad, sino que también son más activos y realizan un mayor número de compras. En base a la muestra de estudio, un 36% adquirieron productos en Internet a través del ordenador después de ver un anuncio en su iPad comparado 27% del resto de usuarios de otro tipo de dispositivo analizado.

Del mismo modo, y analizando a este tipo de consumidor en concreto, el estudio afirma que la cuarta parte de usuarios de iPad realizaron una compra en tienda tras ver un anuncio en su dispositivo, mientras que el 12% lo hizo utilizando el teléfono, siendo tan solo el 8% los que utilizaron su dispositivo iPad para hacer la compra. En el caso de los usuarios de otros dispositivos los porcentajes son inferiores, la compra en tienda supuso un 10%, el 7% utilizó la vía telefónica y el 5% realizó la compra a través de su dispositivo.

Esto nos dá una idea de la desconfianza que sigue existiendo para realizar ciertos tipos de compras a través de este tipo de dispositivos. Por otro lado, creo que a medida que se extienda el uso de este tipo de dispositivos, esta tipología de cliente variará, y con él, estos hábitos de consumo, no siendo el periodo de tiempo para dicho cambio muy extenso.

Si resulta relevante, al menos desde un punto de vista publicista, que el 60% de la muestra que realizó dicho estudio afirmara como que los anuncios les parecían bien si esto significaba poder acceder de forma gratuita a los contenidos. La verdad no se si tomarme este dato de forma positiva pues, si esto es así, la publicidad sigue siendo considerada un coste asumible ante un información ¿gratuita?. Espero que sigamos avanzando en el camino de “la buena publicidad” y nos alejemos con el tiempo de este concepto de banner que en nada ayuda al sector.