La aerolínea holandesa KLM lanzó un video hace unas semanas que muestra las redes sociales como medio Big Data creando un momento feliz para sus clientes.

Su actividad consistía en identificar a los clientes que mencionaban en Twitter que estaban volando con KLM desde un aeropuerto determinado. Es en ese instante cuando el personal de KLM identificaba al pasajero a través de su perfil en redes sociales, procedían a un acercamiento a la persona y se le obsequiaba con un regalo cercano a los gustos del usuario seleccionado.

Esta es una forma inteligente de reconocer y premiar a los clientes leales de manera tangible y que ya está dando como resultado una repercusión a nivel mundial. Se trata de una iniciativa que, pese a no ser sostenible más allá de momentos puntuales, seguro será llevado a otros sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*