Nadie escapa al objetivo de la Kiss Cam, esta curiosa tradición durante los descansos de eventos deportivos en los Estados Unidos. El mismísimo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y su mujer protagonizaron uno de estos momentos hace algunos años pero, su repercusión nada tuvo que ver con lo que ahora se vive con este fenómeno.

Dos videos circulan ahora mismo por la red superando ya los 9 millones de visitas, siendo portada de la prensa y telediario deportivo alrededor del mundo.

Escenas cómicas que parecen sacadas de un chiste y que generan sin duda el morbo entre quien los comparte. ¿Realidad o ficción? Tras la publicación del segundo video, tengo la duda razonable de si se trata de una estrategia de marketing viral. ¿Qué opinas?