La generación de una idea, desde su creación hasta su evaluación de posibilidades, es un proceso que parte de la creatividad del emprendedor y que como propia, debemos proteger ante posibles “piratas de ideas”. A continuación veremos algunas claves que pueden ayudarnos a lograrlo.

La primera posibilidad que se os puede venir a la mente, es la de solicitud de patente. El único problema que se presenta, es el coste y el tiempo. Éste varía mucho en función de los conceptos, las copias, las modificaciones y con tiempos que vienen a ser de entre los 26 y 36 meses. Respecto al coste, estos rondan desde los 630€ (trámites sin examen previo), hasta los 34.000€ (trámites con examen previo) dependiendo del alcance de la protección que deseemos solicitar. Para concretar y cuantificar cualquier tipo de solicitud podéis acudir a la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Debido al coste que presentan, estas son algunos puntos que pueden ayudarnos:

Coletilla en el e-mail y en tus documentos. En toda la comunicación en relación a tu proyecto con inversores y posibles proveedores, puedes añadir un texto en el que se especifique la propiedad intelectual de todo lo que aparece en el mensaje.

Burofax instando a retirar la copia. El burofax es un documento fehaciente de contenido y de texto que tiene valor de carta notarial. Una página con acuse de recibo y con certificado de texto cuesta unos 20 euros. En él debes hacer constar que sabes que se ha producido un plagio y que, si no se retira la copia en un plazo determinado, procederás con las medidas legales oportunas. Un ejemplo puede ser éste: “ Por el presente burofax le requiero en forma para que cese inmediatamente la venta de xxxxx o la actividad xxxxxxx de cuya propiedad intelectual soy único propietario. Es por ello que queda Ud. fehacientemente apercibido de ello, y de que procederé sin más aviso a emprender contra Ud. las actuaciones legales que me correspondan en defensa de mis intereses, si no cesa en su actuación”.

Marca de agua. Es un sistema que permite evitar las falsificaciones. Se trata de una marca que aparece en el papel, normalmente visible a trasluz, en la que se puede poner la leyenda que se desee. Si lo que quieres es proteger tu propiedad, inclúyelo así en la marca, inclusive de forma digital en las imágenes utilizadas.

Contratos de Confidencialidad. Existen casi tantos modelos de contratos de confidencialidad como posibilidades de negocio y, si existe la oportunidad, se trata de una excelente medida siempre y cuando contenga ciertos puntos:

Las consideraciones. Es todo aquello a lo que hace relación el contrato de confidencialidad. Es decir, la información, negocio, proyecto o desarrollo tecnológico, entre otros aspectos.

Las cláusulas. Son todas las especificaciones que queramos incluir dentro del contrato. Normalmente suelen referirse a los siguientes elementos:

  • Las partes: son las personas, físicas o jurídicas. En el caso de que sea una persona jurídica, deberá aparecer en el contrato el representante legal de la misma. En las cláusulas también se suele hacer referencia al posible conocimiento de otras personas involucradas y la obligación de respetar la confidencialidad por parte de terceros.
  • Definiciones: en las cláusulas suele ampliarse el concepto de consideraciones, desarrollando al máximo los contenidos que queremos que queden sujetos a confidencialidad.
  • Excepciones: todo contrato de confidencialidad incluye un apartado de excepciones que alude a aquellos casos en los que es posible romper la confidencialidad y que, normalmente, se refieren al mutuo acuerdo o a las condiciones en las que se puede rescindir el contrato.
  • Sanciones: debe incluirse las normas legales o la jurisdicción a la que se someten ambas partes en caso de conflicto.
  • Plazo: el contrato de confidencialidad hace referencia a un plazo concreto de tiempo, a partir del cual ambas partes quedan exonerados del cumplimiento de la confidencialidad.

El problema es que, por un lado, “en un juicio resulta muy difícil demostrar su incumplimiento” y, por otro, que muchos inversores no quieren firmarlos ya que les ata e impide suscribir otros proyectos que les llegue después

Aquí tenéis un ejemplo que nos brinda emprendedores.es, y que puede ser de utilidad.

Espero que esta información sea de utilidad bucaneros..