El Marketing Político tiene un referente en el momento actual, David Axelrod, quien diseño la campaña que tal día como hoy hace cuatro años, dio la presidencia de los Estados Unidos a Barack Obama. Persona de confianza del presidente que pasó tras ese momento a formar parte del staff de consejeros de la Casa Blanca.

El modelo diseñado por David Axelrod, -nombrado Ad Age´s marketer of the year for 2008-,  logró que la marca Obama fuera un auténtico fenómeno de marketing, que ha superado incluso a Google e iPhone, marcas icónicas de este siglo.

El modelo en cuestión es el que puedes ver a continuación, concebido para ir expandirse de persona a persona, y con Internet y  las redes sociales como canal de difusión, lo que imprimió una velocidad hasta ahora no experimentada en este tipo de campañas.

Obama renunció a 87 millones de dólares de financiación pública para la contienda electoral, -hasta la fecha nadie lo había hecho-, porque hubiera debido abstenerse de recibir y gastar fondos privados tras su nominación en agosto. La jugada fue un éxito y batió todos los récords con 639 millones de dólares de donaciones, mayoritariamente pequeñas y recibidas por internet

El 2012 ha supuesto un nuevo reto para el equipo de Barack Obama. Cuatro años de análisis sobre un modelo de marca que todos los candidatos explotan en sus actuales campañas a día de hoy. Pese a todo, ninguno logra imprimir el sello de Barack y bajo mi punto de vista, esta excelente campaña no hubiera sido posible sin este candidato, de color, que representaba ese cambio que apasionó a tanta gente.