¿Cómo saber que tipo de emprendedor eres? “El cubo del emprendimiento” es la interesante visión o modelo que nos presenta Senén Barro, y que nos permite analizar la actitud, aptitud y recursos de nuestra idea, para acercarnos al tipo de emprendedor que somos y las decisiones o actitudes más apropiadas en cada una de las posiciones en las que se encuentra tu proyecto.

Un sencillo auto-análisis que nos muestra las diferentes posiciones en que podemos encontrarnos si estamos interesados en poner en marcha un proyecto emprendedor. Una perspectiva de nuestra posición, que explica el propio Senén Barro de manera muy clara en un breve video  que compartiré contigo a continuación.

Analicemos primero algunos de los principales puntos que encierra este cubo. El modelo combina los tres elementos que deben propiciar una situación de emprendimiento: Actitud (querer), Aptitud (saber) y Recursos (poder). Pero, ¿qué pasa cuando te falta alguno de estos 3 elementos? ¿qué actitud debemos tomar?

Los ejes del cubo

  • ¿Estás vivo?: No tienes recursos, ni actitud para cambiar la situación, ni aptitudes para lograrlo. Cambia tu actitud, fórmate en aquello que te apasione y trabaja por cuenta ajena, ya que emprender no es una opción para ti.
  • Piensa: en este punto no tienes ni el dinero ni el conocimiento, pero tienes muchas ganas de emprender. Piensa, tal vez necesites formarte y obtener esos conocimientos que te faltan, busca alternativas para obtener recursos
  • Adelante: tienes conocimiento y ganas de emprender, pero no tienes recursos para ello. El dinero es un subproducto del talento y las ganas de hacer cosas así que tranquilo, si tu idea vale y sabes transmitirla, el dinero llegará. Acude a posibles socios inversores o fondos ICO y aprovecha las subvenciones que puedan existir.
  • Oportunidad perdida: Tienes grandes aptitudes pero careces de recursos y te falta una actitud adecuada. Replantéate tus convicciones y tu forma de actuar, estás perdiendo una gran oportunidad desaprovechando tu talento.
  • Disfruta: has heredado una fortuna, o te ha tocado la lotería. Disfruta de la vida, pero ojo con el dinero!
  • Asóciate: ¿Tienes una gran actitud emprendedora y recursos suficientes pero te faltan los conocimientos necesarios? Busca a quién los tenga, asóciate.
  • Invierte: Tienes los conocimientos necesarios para emprender, y recursos suficientes para no depender de nadie, pero tu actitud, tu forma de ser, no es emprendedora. Tal vez sea el momento de buscar a alguien con esa actitud, estudiar su idea, valorarla, aportarle tus conocimientos e invertir en ella.
  • ¡Enhorabuena!: lo tienes todo. Nadie te garantiza el éxito, pero en este punto es donde tienes más posibilidades de conseguirlo.

Ahora llega el momento de situarte en el cubo. Te recomiendo veas el siguiente video y la explicación de Senén Barro, para descubrir la utilidad que pueda tener este análisis en tu caso particular.