Las crisis agudizan la imaginación y prueba de ello, es el caso Contexva, empresa textil valenciana que ofrece espacio gratis a jóvenes emprendedores con el objetivo de diversificar y optimizar las instalaciones en las que ya no tiene actividad.

Adaptarse a los nuevos tiempos con imaginación, buscando nuevos modelos de negocio, es la fórmula para evitar morir empresarialmente dentro de un contexto altamente hostil. Esta empresa valenciana ha decidido sacar provecho a parte de las instalaciones que ya no utiliza para crear un vivero de nuevas empresas, cediendo espacios de forma gratuita a jóvenes emprendedores para que desarrollen nuevos proyectos en su sede en Paterna (Valencia).

viveros

En total, la empresa textil posee 3.500 metros cuadrados, de los cuales según Juan Luis González, uno de sus directivos, está previsto destinar a esta incubadora empresarial unos 400 metros cuadrados, puesto que la actividad logística que llevan a cabo no requiere tanto espacio.

Con esta estrategia, la compañía busca inyectar savia nueva en una de las industrias con más tradición en la Comunidad Valenciana, y que en estos últimos años, se ha visto seriamente amenazado por la fuerte competencia asiática.

¿El único requisito?

Proyectos que sean compatibles con la actividad de la empresa. La firma valenciana compartirá el espacio en la fase de creación y desarrollo de los nuevos negocios y, una vez empiecen a generar ingresos y valerse por sí mismos, se valorará la posibilidad de entrar en el accionariado.

En colaboración con ESIC y la Universidad de Valencia, llevará a cabo acciones para dar a conocer este proyecto entre los estudiantes, con la previsión de contar con las primeras iniciativas empresariales en los próximos meses.