Tanto si te dedicas a crear Marcas, como si te apasiona el branding o simplemente, te estás planteando renovar la imagen de tu empresa, has de saber que no todo lo que te han contado sobre el Branding, es cierto.

Hoy no quiero venderte sus bondades, sino más bien, hacer de abogado del diablo para darte algunas claves que te ayuden en las decisiones que tomarás sobre tu marca en el futuro.

Desmitifiquemos juntos algunos mitos:

#1 Llevas demasiado tiempo con tu marca.

Desconfía de este tipo de mensajes comerciales, porque no son correctos. Valora y analiza objetivamente si tu marca transmite los valores de tu empresa, si tu mensaje ha cambiado y si funciona. Invertir en un cambio sin conocer su realidad, puede confundir a tus clientes más fieles. Es preferible apostar por un Restyling que termine modernizando tu marca con unas pequeñas pinceladas de diseño.

#2 La Marca te hará a vender más.

Por mucho que me duela, el branding no es la panacea y por tanto, esto no siempre se cumple. Lo que si es cierto, es que una marca alineada con nuestra empresa nos ayudará a contar mejor qué hacemos. Por lo que debemos entenderla como una herramienta más de nuestro departamento comercial. Un buen equipo y un buen producto son parte importante de la ecuación, así que no podemos colocar toda responsabilidad en la marca.

Y sí, podemos afirmar que aplicar un buen branding no es un factor que asegure por sí solo el éxito de nuestro proyecto, pero lo que sí es seguro, que logrará reducir notablemente la probabilidad de fracaso.

#3 Mi primo que domina Illustrator, puede hacerme la marca.

Todos tenemos claro que debemos invertir en obra, licencias, decoración pero, a la hora de crear nuestra marca, pecamos de tacaños. No contar con un profesional para tu branding es el “ahorro” típico que saldrá caro a la larga. Y esto no lo digo como una defensa personal a mi profesión. Un proceso de ReBranding es uno de los cambios más profundos y costosos que puede tener una empresa, si no se hace a tiempo (cambio de formatos de papelería, vehículos comerciales, ropa laboral, imagen online, rotulismo, etc.). Las Marcas no se pueden valorar económicamente con exactitud, pero ten por seguro que serán un activo más dentro dentro de nuestra cuenta de resultados. Entendamos por tanto la importancia de contar con una buena estrategia de branding, cuando creas un nuevo negocio.

#4 Necesitas un Logo, lo demás es irrelevante.

Totalmente falso. Si solo se tratara de tener un diseño bonito, todos tendríamos grandes marcas. El Branding es todo lo que se percibe de tu marca, además de tu Identidad Visual. Analiza tu ‘Customer Journey’ y haz que tu marca esté presente en cada uno de los puntos de contacto con tu cliente. El logotipo, sin desmerecerlo, es solo la guinda de un pastel bien elaborado.

#5 La Marca es una experiencia.

Sí, pero no. La marca nos ayuda a comunicar la expectativa de una experiencia. Esta puede defraudar, agradar o sorprender a nuestro cliente, y es por ello, que debemos ser capaces de construir experiencias que hablen de nuestra marca. Y no a la inversa.

#7 Yo controlo mi Marca y qué se dice de ella.

Error que trato de hacer entender a mis clientes. La Marca es aquello que sucede en la mente del consumidor, cuando tú no estás delante. Es por ello que nosotros, podemos gestionarla, pero no controlarla o acotarla. A veces encuentras ejemplos sorprendentes y es por ello, que hoy en día con los medios de que disponemos,  la escucha activa es tan necesaria. Entender la diferencia entre lo que creemos que somos y lo que realmente piensan que somos, para tomar las decisiones apropiadas en nuestro branding.

Espero haberte ayudado a definir un poco mejor qué es el Branding, y demitificar algunas dudas en torno a el. Por otro lado, has de tener claro que poseer una marca no garantiza el éxito, pero la ausencia de ella seguro te acerca al fracaso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*